Posteado por: abraman_1 | abril 22, 2012

Aterrizando en Ámsterdam

Tras varios días maratonianos de quedadas y despedidas (pido disculpas a todos aquellos que dejé de ver estos días) comenzamos el viaje a Ámsterdam, con mucha ilusión y a la vez con la pena de no ver a mis amigos, novia y familia por una temporada pero hay que aprovechar las oportunidades.

Fiesta despedida rosalerach

Fiesta despedida en casa antes de venirme para Ámsterdam

Desde Zaragoza no hay vuelos directos a Ámsterdam y lo más cerca que se puede viajar es hasta Bruselas. Así que las dos mejores opciones son los vuelos directos desde Madrid o Barcelona.

Las compañías más habituales para volar a Ámsterdam son KLM, Transavia, Vueling,… en mi caso, sin embargo, tras ir en AVE a Madrid (pillé billete express, ¡ole!), fue vía Air Europa y he de decir que, tras mis últimos vuelos con Ryanair, Air Europa es una maravilla. Nada de revisar el tamaño de la maleta de mano, ni mirar el número de bultos que llevas, el espacio de los asientos razonable (no te quieres arrancar las piernas a mordiscos) y el precio razonable también.  Encantado con el viaje.

Welcome to Amsterdam

Comité de bienvenida en Schiphol

Hasta la llegada al aeropuerto de Schiphol todo fue genial pero de ahí a la Estación Central (de donde sale casi todo el transporte en Ámsterdam: trenes, buses, tranvías,…) la cosa estuvo más complicada, no por el idioma, que todo el mundo te entiende hablando en inglés, pero sí porque los nombres de las calles/lugares son completamente incomprensibles. El punto bueno es que siempre hay un español cerca dispuesto a explicarte cómo llegar a un sitio u otro jejeje.

Una vez llegado a la Estación Central me fui a buscar  “The White Tulip Hostel” donde había reservado una cama para el primer día. Os estaréis preguntando si estaba bien. Pues no, es un cuchitril inmundo donde no os recomiendo para nada ir.

White Tulip

Escalera de acceso (ascensión) a las habitaciones

Ese día lo pasé en mi cama sin pegar ojo vigilando mis maletas, mochila con el portátil, bandolera pequeña con mapa y documentación, al día siguiente me esperaba mi primer día de curro y no lo quería pasar visitando una comisaría para denunciar un robo. ¿Que soy exagerado? Mi compañero de litera estaba durmiendo a las 8:30 de la noche tras haber vomitado en el baño, y no era porque le había sentado mal la cena.

Nota: Si buscáis un hostel he oído hablar muy bien de “The Flying Pig” y de “Stayokay”, cosas que aprendes después de haber llegado.

¡Ya estaba preparado para el Rock & Rock!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: